Monthly Archives: January 2008

El curso dandalú y los abogados

La redacción de Nadando con chocos se parte con el vídeo de una parodia del andaluz. Se lo toma a choteo. Llega la segunda parte, que es de pago. Es decir, que había que apoquinar por cada descarga. Encuentro el vídeo en otra página, lo colgamos y súbitamente los del vídeo dejan de ser tan graciosos. Y amenazan con paquete. Escribe PROPIETARIO.

Solicito que eliminen de inmediato el video CURSO DANDALU 2 de este portal, ya que no tiene nuestra autorizacion para hacerlo. Caliche Films, es la propietaria de los derechos del copyright del video. De no ser así, tomaremos medidas legales contra ustedes, y que sepa, que hay multas de hasta 200.000 euros.

Grande… Yo pensé que el del paquete era en todo caso, el que colgó el vídeo en el portal y no yo que no sé si vulneró o no los derechos de autor. Mi querida abogada ha mandado otro comentario certificando esto:

Mi opinión MUY PARTICULAR sobre el tema es que aquí mi amigo el choco quite el vídeo y se olvide de problemas legales que son un peñazo (y lo sé de buena mano que para algo es mi trabajo).
No obstante este comentario resulta muy similar a las cartas que dirigen los departamentos de civil y mercantil de mi despacho a sus deudores: suenan fatal pero tienen escasa fuerza ejecutiva por si mismos. Como casi todo en derecho es discutible y depende del prisma con el que se mire. Y eso sin contar la verdadera sucesión de los hechos.
Y en este caso los antecedentes de hecho resultan de especial relevancia para la defensa de “mi cliente” que agregó el vídeo a su blog a través de un página pública de difusión.
El copyright suele llevar incorporado un sistema de protección que impide su copia y descarga. No dudo de la veracidad del argumento vertido por el propietario, pero la infracción en cualquier caso, se habría producido en la persona que pudo copiar y descargar el vídeo (a pesar de la protección del copyright) e incluirlo asimismo en la página de difusión pública de la que el vídeo ha sido extraído y no en la persona de este “gadita de adopción”.
En cualquier caso, a juicio de esta parte y dicho sea en estrictos términos de defensa, siendo que un curso de andaluz no se trata de un documento de especial trascendencia para el contenido de este blog, cuyo autor y propietario destaca por la validez de su escritura, aconsejo su eliminación por irrelevante.

Le haré caso. Prefiero pasar el tiempo en los bares que en los juzgados, y lo mismo deberían de hacer los cachondos del curso dandalú que, fíjate, ya son menos cachondos. Espero sinceramente que se hagan ricos con el vídeo y se compren un Mercedes, pese a lo de Fernando Alonso. Aunque para la próxima, también espero que se apliquen el curso dandalú para meter miedo. Un ejemplo:

Quillo, picha, nos ha costaun huevo lodervidrio’locohone, picha, shurra, ‘mpare -si son de Jerez-, que va bien, que le gusta a tó, ahi martínmartín y viene tu y cuelga tol tema ahi que lovea mi abuela y el juan, habe? De grati. Que lo vea quien queira sin apoquinar habe? Que iba bien la cosa shurra, fantastico’mpare, que me quería comprar la motodagua -o el caballo, si son de Jerez- y viene tu malaje y la caga, habe? Quitalo de ahi, eh nota, que te viameter una mascá en el juzgao que no te va a llegar pa un changüi, que te via dejar la de Ubrique como al Kid Betún, pringao, que e un dinerito como te pillen ¿Saesirte? Ea. Que sepas… (eso en plan fino)

Siesos.

El apunte (II): “Ganan los perdedores”

Hubo un tiempo en que las plazas de toros se convirtieron en rings. Los aficionados andaban a gorrazos sobre el tendido. Unos, asestaban ganchos por Joselito –el que lidiaba a base de sus condiciones físicas, el chuleras, el guapo oficial–. Los otros, pegaban cates por Juan Belmonte, un tío feo y contrahecho que, sin embargo, se quedaba más quieto que un gato en la cubierta de un barco. Un tío. En el Carnaval de Cádiz –piñas aparte, que las hay, y gordas– cada vez se distinguen más los dos bandos: los de Joselito, algunos guapos del Falla, y los de Belmonte, los de la calle con la cuarteta más crápula, los feos del tipo sin un duro en el presupuesto –en qué quedamos con el suyo ¿Subiela?–. El que escribe siempre fue de Belmonte porque es más de la Real que del Atlhétic, más de Bud Spencer que de Terence Hill, de Clousseau que de Pierce Brosnan. Un secreto fan de los antihéroes. Si llevase carpeta, pegaría en ella una foto de Silvio –Fernández Melgarejo, quién va a ser– antes que de Silvio Rodríguez. Por eso, uno es más de calle que de Falla, del vino aguado en Macías Rete que del champagne por un primer premio. Un hijo adoptivo de Cádiz confesó hace unos días que su carnaval terminaba con la Final, que él no era de calle, y que se metía en su casa porque no le gustaba «emborracharse y coger culos». Y conste que vende montañas de libros y lo lee todo quisque. Se desconoce si lo habrá probado. Definitivamente, los ganadores no tienen gracia. O tienen menos.

+ Artículo publicado en el suplemento de Carnaval de La Voz de Cádiz.

“Hoy en día, las ‘dos Españas’ vuelven a ser dos” (Gamoneda)

Tiene más de ‘césar’ que de abuelo. Los surcos de la cara, la desgana de las arrugas de su traje de chaqueta, la dignísima indiferencia con que cuelga su corbata y el peso de su discurso hacen de Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) un emperador romano en el senado de una cafetería de Cádiz. Eclipsado por su propio éxito, añora la mesa de trabajo llena de hojas que no le dejan escribir tantos homenajes. Calientes aún las medallas -el Cervantes- y las heridas, entra triunfante en la ‘Roma’ de las letras con demasiadas audiencias por delante. La última, ayer en Cádiz para dar vida con su discurso a un collar fenicio en el Museo Provincial. Notablemente sordo, cierra los ojos, frunce dos pobladas cejas, aprieta los labios y responde con el aplomo de un soldado viejo, cansado y sin embargo aún preciso. Continue reading

Felices conexiones

Pensar es como jugar al petaco: sueltas la bola con el muelle y no tienes ni repajolera dónde va a terminar, si con premio o en el agujero. A veces, los golpes se encadenan para bien, aunque se empiece mal. Ejemplo: leo que una empresa (a la que por supuesto no pienso enlazar) ofrece poemas personalizados a cambio de pasta. Siguiente paso: esto es un ‘sindiós’ pero, ¿qué vas a hacerle?. Rebeldía o sistema… negros del verso… Recuerdas a Cyrano de Bergerac. Edmond Rostand, ¡qué tío!. Tres clics más tarde mi pantalla tiene el honor de guardar sus versos.

Básicamente Cyrano rechaza el consejo de su amigo de escribir para alguien poderoso, De Guiche. Y dice así:

Et que faudrait-il faire ?
Chercher un protecteur puissant, prendre un patron,
Et comme un lierre obscur qui circonvient un tronc
Et s’en fait un tuteur en lui léchant l’écorce,
Grimper par ruse au lieu de s’élever par force ?
Non, merci. Dédier, comme tous il le font,
Des vers aux financiers ? se changer en bouffon
Dans l’espoir vil de voir, aux lèvres d’un ministre,
Naître un sourire, enfin, qui ne soit pas sinistre ?
Non, merci. Déjeuner, chaque jour, d’un crapaud ?
Avoir un ventre usé par la marche ? une peau
Qui plus vite, Ã l’endroit des genoux, devient sale ?
Exécuter des tours de souplesse dorsale ?. . .
Non, merci. D’une main flatter la chèvre au cou
Cependant que, de l’autre, on arrose le chou,
Et, donneur de séné par désir de rhubarbe,
Avoir son encensoir, toujours, dans quelque barbe ?
Non, merci ! Se pousser de giron en giron,
Devenir un petit grand homme dans un rond,
Et naviguer, avec des madrigaux pour rames,
Et dans ses voiles des soupirs de vieilles dames ?
Non, merci ! Chez le bon éditeur de Sercy
Faire éditer ses vers en payant ? Non, merci !
S’aller faire nommer pape par les conciles
Que dans des cabarets tiennent des imbéciles ?
Non, merci ! Travailler à se construire un nom
Sur un sonnet, au lieu d’en faire d’autres ? Non,
Merci ! Ne découvrir du talent qu’aux mazettes ?
Être terrorisé par de vagues gazettes,
Et se dire sans cesse: “Oh, pourvu que je sois
Dans les petits papiers du Mercure François ?”. . .
Non, merci ! Calculer, avoir peur, être blême,
Aimer mieux faire une visite qu’un poème,
Rédiger des placets, se faire présenter ?
Non, merci ! non, merci ! non, merci ! Mais. . .chanter,
Rêver, rire, passer, être seul, être libre,
Avoir l’Å“il qui regarde bien, la voix qui vibre,
Mettre, quand il vous plaît, son feutre de travers,
Pour un oui, pour un non, se battre,—ou faire un vers !
Travailler sans souci de gloire ou de fortune,
A tel voyage, auquel on pense, dans la lune !
N’écrire jamais rien qui de soi ne sortît,
Et modeste d’ailleurs, se dire: mon petit,
Soit satisfait des fleurs, des fruits, même des feuilles,
Si c’est dans ton jardin à toi que tu les cueilles!
Puis, s’il advient d’un peu triompher, par hasard,
Ne pas être obligé d’en rien rendre à César,
Vis-à -vis de soi-même en garder le mérite,
Bref, dédaignant d’être le lierre parasite,
Lors même qu’on n’est pas le chêne ou le tilleul,
Ne pas monter bien haut, peut-être, mais tout seul!

A veces pasa lo contrario, pero… Viva el mundo, leches. Eso son pensamientos conectados con suerte. Los que no sepan francés, pues a ‘joerse’. La versión española no merece la pena.

Gu ere bai

Esta será mi primera tamborrada sin tamborrada y este post mi única licencia a la saudade. Para todos los que hoy a medianoche se sentirán extraños tocando la Marcha de San Sebastián con dos lápices encima de la mesa del salón, a miles de kilómetros de la Plaza de la Constitución, con el móvil apagado y el corazón en cuarentena:

“Desechad tristezas y melancolías. La vida es amable, tiene pocos días y tan sólo ahora la hemos de gozar”.
Federico García Lorca

BAGERA…¡ (Allá vamos)
GU ERE BAI¡ (Nosotros también)
GU BETI POZEZ, (Siempre alegres)
BETI ALAI (Siempre contentos)

Pasadlo bien, amigos.

El apunte (I): Martiriza, pero no aburras

Díme que entiendo menos de esto que un esquimal en una conga, que no capto las costumbres de aquí, esas que, mira tú por donde, también resultan ser de otros sitios. Llámame feo, vago, disoluto, cabezón, blancurrio, gordo si hace falta. Llevarás la razón. Pero no me cantes ni una sola vez más el olor de las bajamares en la Caleta, el suave giro de una gaviota sobre la Alameda, el doloroso éxodo a Castellón, lo de que Teófila es fea, que Cádiz es la puerta del mar, lo de que nos vemos en la calle, que esos de al lado cantan por los premios y que tú no, que vuelves a tu ‘amada mía’, Cádiz cuna de la libertad… Petronio –incluso envenenado– tuvo más gracia en ‘Quo Vadis’, con la guasa que le dijo a Nerón, jarto ya de los poemas del tirano: «Martiriza a tu pueblo, pero no lo aburras». Voltaire –un tipo francés que aun estás a tiempo de leer– fue más allá cuando pensó que «el primero que comparó a la mujer con una flor, fue un poeta; el segundo, un imbécil».

+ Publicado en el suplemento La Voz del Carnaval del 17/1/2008

La cuna de las palabras

Después de las carreras de la rotativa y los vaivenes de la furgoneta, antes de que los compren, él mece los periódicos en la Cruz Verde de Cádiz. En el Barrio de la Viña, espera al comprador un coche de muelles desvencijados que terminó siendo quiosco. Allí caben los sustantivos, los artículos y los adverbios más cuidados del mundo. Es la cuna de las palabras.

Primera chirigota aleatoria: ‘El Código Da Viñi’

Es Carnaval. Esto es, cantar y cantar. Vaya por delante esta la primera chirigota con la que la redacción de Nadando con chocos se ha partido el tentáculo. El Código Da Viñi. Van de última cena, pero en la Calle La Palma. Ya se sabe: caballas moyatosas, mesita de plástico, mantel de papel agarrado con pinzas, doce apóstoles que ya los hubiera querido Dan Brown y un código secreto: La Petróleo es un tío. Si encuentran el vídeo del popurrí, remítanlo. Gracias.