Monthly Archives: March 2008

La entrevista de Carmelo

Briefing del post: Entrevistamos a Carmelo, el del blog, quién va a ser, y no quiere decir quién es realmente, pese a que no lo fuésemos a publicar. Le digo que no me dejan publicar una entrevista a alguien del que no sé nada. La entrevista no se publica. Los carmeleros se mosquean.

El relato: Para los que no lo conozcan, Carmelo es un genio del blog gadita. En sus post asoma una historia apasionante de Cadi, Cadi, con una ensalada de tópicos deliciosamente tratados, de teófilas, astilleros, Charis, Vanes y Cacelins. En el periódico lo leíamos algunos fans carmeleros como los pepes (Landi y Monforte) y una legion de admiradores de ese monstruo del Mentidero.

-Pepe ¿Por qué no le hacemos una entrevista al Carmelo

-Perfecto. Sería interesante.

Los periódicos no suelen entrevistar a muchos bloggers, así que pensamos que sería muy bueno conocer a la persona que está detrás de Carmelo Lópe Ramire, de 47 años, de profesión de baja médica. Y saber cómo vive la experiencia del blog. La Leti (la jefa), dio el OK. Así que me fui pa él (expresión carmelera) y quedamos en la Plaza de Mina.

Carmelo se había dado una vuelta por el Millonario: peluca negra, barba, camiseta del Cádiz, barriga postiza… Irreconocible. Pidió Canasta, Miguel el fotero un té y yo un café con leche. Echamos un buen rato, charlamos de los blogs, de sus cosas… Tendría unos 30 años.

-¿Quién eres realmente? ¿A qué te dedicas cuando no eres Carmelo?

РJo̩, Chapu, ya te he dicho que soy Carmelo Lope Ramire, tengo 47 a̱os, estoy de baja. Tengo mi mujer, la Chari, y dos hijos. Vivo en la calle Cervantes.

-¿Y si no te llamaras Carmelo, te llamarías? ¿A qué te dedicarías?

– Me llamaría Carmelo y sería alcalde de Cadi, que es lo más grande que se puede ser, después der Dio.

-Risas. Vale, enséñame el DNI.

-Me lo he dejao.

Más risas. Le dije que no se lo diríamos a nadie, pero que era difícil que se publicase la entrevista sin saber su identidad, aunque no se desvelase en el texto. Él, que nones.

Al llegar al periódico, se confirmó todo.

-Chapu, no de pueden publicar entrevistas a gente de la que no sabemos nada.

Una pena, porque hubiera sido divertido que un personaje de la talla de Carmelo, o como se llame realmente, saltase a las páginas de un periódico, sobre todo si se trata de algo tan gaditano. Él no se baja del carro pero nos defiende de las críticas de cientos de carmeleros, que nos han puesto como hoja de perejil en su blog. Yo le digo que a nadie más que a mí le gustaría publicarla pero no hay manera. de momento, guardo la entrevista por si algún día recapacita y se muestra tal y cómo es. Si no pasa, dentro de un tiempo prometo publicarla para que no se quede en nada el intento, el tiempo que nos dedicó y nuestro trabajo. Cuando él quiera, tiene otra conviá de Canasta y otra charla.

Su explicación tiene mucho más arte. No se la pierdan.

Discriminación ¿positiva?

Como la materia ni se crea ni se destruye, la discriminación positiva es positiva para las mujeres y negativa para los hombres. (Si hay cien, yo trinco 50 y tú otros cincuenta. Si tú tienes que trincar 75, m tienes que quitar 25 a mí, ¿estamos?) Claro, que la segunda parte importa menos. La Diputación de Cádiz –que culturalmente es aceptable, más que aceptable en algunos casos– ha metido una pata como un castillo con la cuestión de género. Los talleres literarios que celebran este año están reservados para mujeres, lo que quiere decir que los hombres no pueden asistir.

La diputada de Cultura, Ana Mosquera insiste en que no es medida exlcuyente, sino de discriminación positiva (explíquenme la diferencia) y se extraña de la polémica.

Agárrate Catalina con los argumentos:

  • –”Las mujeres han tenido más difícil el acceso a estos ámbitos”, razonamiento aderezado con “en el siglo XIX las mujeres tenían que escribir con pseudónimos”.
  • –Hay mayor demanda de alumnas porque “son más lectoras que los hombres, tienen más inquietudes que los hombres y tienen notas escolares más altas”.

Las dos tésis se contradicen:

  • –¿Si lo tienen tan difícil, como es posible que tengan más inquietudes, escriban, lean más y sean más listas que los hombres?
  • –Si es así, ¿no convendría reservar el taller para que los hombres fuesen un poco menos palurdos?

Para mí, no tiene nombre. Conste que:

  • Se trata de un taller literario en el que hay una profesora y un profesor (que por cierto, no tienen ninguna mano en esta decisión.
  • Se trata de aprender a escribir cuentos, no de analizar en conjunto las mujeres maltratadas de la literatura.

Ese serían tema interesante a tratar, aunque obviamente, yo no podría asistir. La razón está entre mis piernas.

La Glorieta: ‘Le llaman el inglés’

Le llaman El Inglés. De niño, Francis Evans Kelly soñaba con Manolete y se ponía torero en la carnicería de su padre en Salford cuando sus amiguetes querían ser delanteros del Manchester. En 1961 cayó en España para festejar una boda y supo que quería ser torero. Se vistió de luces en 1963 y así anduvo 30 años, racaneando contratillos, rompiendo trajes de luces, dejando la bolsa y la vida por una quimera que, como todos los sueños buenos, sólo se creía él. En 1991 el cincuentón tomó la alternativa, harto ya de hacer el paseíllo con chavales de 17. Siguió su discreta vía dolorosa por sórdidos patios de caballos hasta hace tres años, cuando los ligamentos de la rodilla lo quitaron de esto con media factura pendiente de pago a sí mismo.

Ahora, un cuádruple bypass coronario y una prótesis en la pierna han recompuesto la anatomía de la sinrazón. Ayer se decidió a volver a torear, probablemente con la idea de terminar su particular representación de la vida ciscado en los pitones de un toro o, peor, con el honor partido bajo una manta de almohadillas.

Vengan ahora orientadores profesionales, recolocadores de Delphi, charlatanes con diván de a 150 la hora, sociólogos con máster en Harvard y gafas de pasta. Díganle al Inglés -si tienen narices- que no es el momento de apretarse los machos y salir a Dios sabe qué a la plaza, con 65 años en las retinas y el corazón como un trapo. Explíquense ahora, planificadores de la corrección profiláctica, rasurados ascetas de la media ponderada, técnicos en prevención de riesgos vitales. Expliquen a Shaw cuando dijo que algunos hombres ven las cosas como son y se preguntan por qué, y otros sueñan cosas que nunca fueron y se preguntan por qué no. Y no se atrevan a decirle loco al Inglés.

+ Artículo publicado en ‘La Voz de Cádiz’ el 18/3/2008

La Glorieta: ‘En China hay que mamar’

Los anillos de Beijing tienen algo de cuerda de presos. Desde hace decenas de años, China está entre los países campeones en hacer la bañera a los disidentes hasta que vomiten agua o palmen entre espasmos. También se le dan de lujo disciplinas como las detenciones punitivas sin juicio, la masacre de manifestantes, la represión y encarcelamiento ilegal de disidentes ideológicos en celdas nauseabundas. Y es número uno en censura de prensa, en cortar lenguas y manos virtuales, en cerrar googles y youtubes, en producir por menos a costa de la esclavización de sus obreros, en pasear con sonrisa y traje nuevo la cochina losa de una dictadura que aplasta a un quinto de la Humanidad.

A un quinto. Y aquí nadie mueve una tecla, porque cada siete minutos llega algún aspirante a tonto de baba a explicarles que en China está el futuro, que pronto será la primera potencia, que crece a tanto por ciento al año, que nos dará de comer con su purulenta economía de obreros que se dejaron ayer un dedo en una máquina porque les dio sueño.

Allá vamos todos a ver qué trincamos de ese imperio nuevo, en alegre comanda bajo el lema Esto es China y aquí hay que mamar, mientras el país admite su máxima: «Los derechos humanos están restringidos por el nivel de desarrollo económico».

Un chino ha dicho que «menos olimpiada y más libertad». Le han caído cinco años. Ayer dos activistas saltaron en la sopa mundial de los informativos de las tres con una bandera negra que recuerda la repugnante represión del Tíbet en la ceremonia de la llama olímpica. A uno lo arrastraban dos policías: «El mundo no está cambiando a China. Es China la que está cambiando el mundo». Para mal, digo.

+ Artículo publicado hoy 25 de marzo en La Voz de Cádiz

Hackeados

Nadando con Chocos fue hackeado. No hay sospechosos, salvo los antitaurinos y los del Athletic de Bilbao, claro. Con la ayuda de Carlos Mayo, entre otros, el blog ha vuelto a la vida, aunque estrapallao. Dadle tiempo. Gracias a los que os habéis preocupado, queridos chocos. Adelante!!!