Monthly Archives: October 2008

En papel: “Determinación y explosivos”

La sala de espera del Rectorado le inquietó por su silencio. El mecido tic tac de un enorme reloj de pared tocaba a muerto en aquella nada acústica, casi a juego con el dosporuno de latidos que aquel estudiante de Farmacia sentía en el pecho y que le movían las entrañas, como si el amasijo de tripas fuese a salírsele por la boca, por los oídos y por la nariz.

En el lujoso corredor de la planta noble, frente a él y el sofá de cuero negro sobre el que sentaban sus 20 años casi pidiendo permiso, un cuadro de caza y un retal de ventana por el que flotaban como minúsculos astronautas esas enormes pelusas que ocupan el aire de junio en Pamplona y que se acumulan en las aceras. Intentó pensar en si existía una fórmula matemática para saber el destino de las pelusas y el suyo propio. O si todo era al azar. Tragó saliva y sintió la zozobra del que está sometido a la suerte. «Me sudan las manos, a ver qué hago», se dijo pasándose las palmas por los muslos, casi sin reconocerse ante el paredón del futuro y del pez gordo que le esperaba al otro lado.

-Pase, Francisco Fermín. ¿Qué desea?

-Quiero ser periodista- dijo y supo esa tarde lo que era que le escuchasen a uno decir lo que quisiese. Ayer vio en el telediario la ventana de ese despacho, en la Universidad de Navarra, acosado por el fuego. No era la primera vez que lo habían querido volar. Como siempre, querían hacer saltar por los aires a los que escuchan, a los que piensan, a los que miran. A los universitarios, en definitiva, sin saber que 100 kilos de explosivo no cambian la determinación de algunas personas, su absoluto convencimiento de lo que supone la libertad frente a las pistolas.

Artículo publicado el 31/10/08 en La Voz de Cádiz

El ejemplo de Melville



Asalto al Atlántico

Escribir de lo que a uno le gusta bien vale un día libre. Todo comenzaba a las 11 de la mañana con una llamada de un móvil francés. “Francis zarpa esta noche”. Luego vino el gustazo de pasar un rato a bordo de uno de los barcos más rápidos del mundo con uno de los mejores marinos del mundo. Y lo de contarlo.

(La foto es mala, pero es mía. Las de Román son mucho mejores, pero en eas no sale él. La aventura se puede seguir desde aquí. El amigo ya se ha puesto en Rabat).

“En este momento existe un 99% de posibilidades de que Francis Joyon cabalgue ya sobre su enloquecido monstruo de carbono rojo por encima de las olas y la razón lógica. El navegante francés desafía los límites del ser humano después de zarpar de Puerto Sherry esta madrugada camino de las Canarias y las Bahamas en solitario. Si todo va bien, logrará que su larguísimo trimarán ‘IDEC’ alcance San Salvador en menos de 10 días, 11 horas, 50 minutos y 20 segundos. Ese es el récord que le arrebataron a él mismo en 2005 Thomas Coville y su ‘Sodebo’ sobre la Ruta de los Descubrimientos, la que siguió Cristóbal Colón en 1492.

Enorme de espíritu, fuerte, duro, sin florituras ni alharacas. Sin un centímetro para el confort, ni uno solo. Pensado únicamente para ser el más rápido sobre el agua: Francis Joyon (Locmariaquer, Bretaña, 1956) es una versión humana de su barco. Continue reading

Rumbo al Cabo

2ºO15′, 2ºS49′. En alta mar. En algún lugar del Golfo de Guinea. Esta tarde el ‘Norte VI’ ha cruzado Greenwich. El tiempo es bueno, aunque esperamos que el viento suba de los 10,3 nudos del sureste que sopla ahora. La embarcación navega rumbo Sur a 9,7 nudos en una modesta ceñida para salir de la bolsa en calma que se ha creado al sur de Guinea. La prediccón dice que rolará al sur en doce horas y podremos largar el génova para alcanzar quizás los 13 o 14 nudos. Quedan 4239 millas para llegar a Ciudad del Cabo. Vamos peor que mal en la clasificación, pero el ánimo es muy bueno a bordo. Aún no sabemos nada de la embarcación de Jacobo Otero.

No es una fantasía, sino el relato de mi regata en la Volvo Ocean Race. En el juego, claro.

Murphy y el periodismo. Un caso real

  • Que un redactor de un periódico de Cádiz se confunda y ponga que el acertante de 13 en la quiniela se lleva 13.875 euros en lugar de 875 pese a que todas las otras cantidades estén bien es un error.
  • Que el acertante de 13 sea de Cádiz y lo consulte en ese periódico es mala suerte.
  • Que esos acertantes que lo leen sean el director general y el redactor jefe de ese periódico y que se hayan jugado la quiniela a medias es cosa de la Ley de Murphy.

En papel: ‘El politono’

Enfocar al público de los programas de las ‘anarrosas’ mientras baila los anuncios de politonos es la más atroz de las monerías que hace la tele. Sin duda. Entre todas las barrabasadas tontas de la caja lista, no hay escalofrío mayor que ver a dos docenas de jubilados mover sus ya descoordinados cuerpos al ritmo de «la canción del momento que tienes que tener en tu móvil».

Allí están ellos, durante un par de minutos, torpes juguetes rotos del merchandising, cuando la voz del segundo de abordo del programa vende lo último en horteradas GSM. Ellos, como el tonto de la discoteca del que todos se ríen. Ellos, que en su día fueron la envidia de los pasodobles de la verbena, el baile de tarde en el que tan hábilmente arrimaron material con su santa. Ellos, que achuchaban con lo de Mis manos en tu cintura no saben probablemente qué narices hacen allí, ni quién leches es May Meneses, mientras el regidor marca la coreografía -‘plas-plas’- y en casa, sus sobrinos se echan las manos a la cabeza, encogen el cuello y sienten en la espalda el rayo frío de la vergüenza ajena.

Platón dijo que la burla y el ridículo son, entre todas las injurias, las que menos se perdonan, aunque se olvidó de las burlas propias. De partirse de uno mismo, Cádiz sabe bastante. Quizás demasiado. Porque muchos gaditanos -incluso los adoptados como el que escribe- están hasta el mismísimo politono del repiqueteo de estereotipos chuflas y estridentes de chistosidad mal entendida que pregonan algunos gaditanos cuando ejercen de gaditanos en los medios.

Andy&Lucas son un ejemplo de este sucio papel impuesto, aceptado, unificador, irreal y casi ofensivo. Ni el gaditano es tan graciozo, ni los andaluces dicen ‘etzamo en invienno’ con el mismo acentillo que utilizan algunos presentadores de Canal Sur cuando bailan el politono de los clichés de Andalucía.

+ Publicado en La Voz de Cádiz el 24/10/2008